La aguja de Notre Dame de París se reconstruirá de forma idéntica a la anterior.

El presidente francés Emmanuel Macron ha terminado con la especulación acerca de la reconstrucción de la catedral de Notre Dame declarando que su aguja se reconstruirá finalmente exactamente igual que la anterior, diseñada en 1859 por Eugène Viollet-le-Duc.

Esta decisión termina con la especulación sobre la idea de añadir un elemento contemporáneo en sustitución de la anterior aguja destruida por el fuego el año pasado.

La decisión de reconstruir la aguja de Viollet-le-Duc se relaciona con un proyecto de ley aprobado por el Senado francés el año pasado que establece que la reconstrucción de la catedral debe ser fiel a su “último estado visual conocido”.

Sin embargo, parece ser un cambio de dirección para el presidente francés que anteriormente había pedido “una reconstrucción inventiva” y dijo que planeaba “reconstruir Notre Dame para que sea aún más hermosa de lo que era”.

Después de estas declaraciones, el primer ministro francés, Edouard Philippe, anunció que habría una competencia internacional para diseñar la próxima aguja de la catedral, declarando: “Como suele ser el caso en la evolución del patrimonio, debemos dotar a Notre-Dame con una nueva aguja”.

Estas declaraciones reabrieron el diálogo entre la reconstrucción de estilo y la huella de la preexistencia, entre la recuperación y la ruina, en definitiva entre las teorías del propio Viollet Le Duc y las de su contemporáneo John Ruskin; provocando además una gran cantidad de propuestas de arquitectos y diseñadores tanto para la catedral como para su aguja.

Diferentes diseñadores, incluidos Vincent Callebaut, Miysis Studio y StudioNAB, propusieron crear un techo de vidrio para reemplazar el perdido en el incendio, mientras que las propuestas más descabelladas incluían convertir el edificio en un estacionamiento, una piscina o un restaurante McDonald’s.

Propuesta de Vincent Callebaut.

Surgieron también había una gran variedad de agujas alternativas que podrían construirse para reemplazar la estructura de Viollet-le-Duc. El estudio italiano Studio Fuksas sugirió crear una aguja de cristal de Baccarat que se iluminaría por la noche..

El diseñador francés Mathieu Lehanneur propuso coronar el edificio con una llama dorada.

Otra propuesta del arquitecto Vizumatelier para la aguja es una torre liviana coronada con un haz de luz que brillaría directamente hacia arriba.

La decisión final de Macron de apoyar la reconstrucción de la aguja de Viollet-le-Duc se debe su deseo de que la reconstrucción de la catedral se lleve a cabo lo más rápido posible, preferiblemente antes de las olimpiadas de 2024 que se llevarán a cabo en París.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s