Cabeza de viga

Va a tener razón un profesor de estructuras mío quien, después de mil complejos cálculos, nos decía “Y menos mál que las casas tienden a no caerse”.

Esta viga de tronco de castaño tiene unos 160 años, y hasta hace muy poco soportaba ¡una vivienda!!!!.

Estos milagros, otros y muchas otras curiosidades son las que descubrimos en el fascinante mundo de la rehabilitación arquitectónica, y los iremos compartiendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s